Entendemos que estos días de quedarse en casa pueden ser aburridos y pudiera parecer que no hay nada que hacer, pero déjanos decirte que es el mejor momento para cuidar de tu piel con mascarillas.

¡Lo mejor de todo es que no tienes que preocuparte por salir o por comprar costosos productos por internet! Puedes hacerlas con productos que tengas en casa. Hoy te daremos algunos tips para hacer mascarillas caseras para cuidar tu rostro. ¡Comencemos! 

Mascarillas caseras para cuidar tu rostro según tu tipo de piel

 

La piel del rostro, como bien se sabe, es una de las más sensibles de todo nuestro cuerpo, requiere mayores cuidados y estos varían según el tipo de piel y las necesidades de ésta.

Mantener una rutina de limpieza diaria es excelente pero, de vez en cuando, podemos darle un extra de cuidado y nutrición con mascarillas faciales, mismas que puedes hacer con productos que generalmente todos tenemos en casa y/o en nuestro jardín, siempre teniendo en cuenta tu tipo de piel. Aquí te daremos algunas ideas:

 

Para piel normal

 

Esta piel se caracteriza por ser tersa y de poros finos, suele ser la más sana. Las  mascarillas más recomendables para este tipo de cutis son las hidratantes y antioxidantes.

Mascarilla con Aloe Vera:

Ingredientes:

  • 1 penca pequeña de maguey o 4 cucharadas de gel de aloe vera.
  • ½ cucharada de leche de almendras.
  • 1 cucharada de azúcar morena.

 

Únicamente debes mezclar en un platito hondo muy bien hasta formar una pasta y aplicar sobre el rostro, dejándola reposar por 15 minutos y después retirar con agua tibia. Esta mascarilla brinda hidratación por el Aloe vera, suaviza la piel por las almendras y además exfolea por el azúcar.

 

mascarilla-para-piel-normal

 

Para piel seca

 

Se puede identificar la piel seca por su textura áspera, de tono apagado y sin elasticidad, generalmente presente en pieles maduras.

Para estas pieles, lo mejor son las mascarillas con extra hidratación.

 

Mascarilla con huevo, miel y aceite oliva:

Ingredientes:

  • 1 yema de huevo.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de miel de abeja.

 

En un platito hondo y con ayuda de una cuchara o palita mezcla bien todos los incredientes hasta que se vea homogéneo, coloca sobre el rostro evitando los ojos, párpados y labios, después deja actuar por máximo 30 minutos y retira con agua tibia.

Ésta mascarilla es excelente para pieles secas debido a que los 3 ingredientes son fuentes naturales de ácidos grasos, muy benéficos para la resequedad, además de que la miel tiene antioxidantes que frenan el envejecimiento y regeneran la piel.

 

mascarilla-para-piel-seca

 

Para piel mixta

 

Es el tipo de piel es la más común, se caracteriza por ser grasa en la zona T (barbilla, nariz y frente), y el resto de la piel puede ser normal o seca, entonces lo que se busca con las mascarillas es balancear toda la piel.

 

Mascarilla de avena, aguacate y limón:

Ingredientes:

  • 1 aguacate pequeño.
  • Jugo de ½ limón.
  • 3 cucharadas de avena en polvo o hojuelas.

 

Si la avena que tienes es en hojuelas vierte todos los ingredientes en una licuadora, posteriormente licua hasta tener una pasta homogénea, si tienes avena en polvo únicamente mezcla con ayuda de una cuchara todos los ingredientes hasta formar una pasta, después colocala en tu rostro y deja reposar por máximo 30 minutos y retira con agua tibia, posteriormente enjuaga una vez más tu piel pero con agua fría para cerrar los poros.

Esta mascarilla es perfecta para balancear la piel debido a que el limón y la avena actúan como exfoliantes naturales mientras que el aguacate aporta aceites y nutrientes perfectos para que tu piel esté bien hidratada.

 

mascarilla-para-piel-mixta

 

Para piel grasa

 

Este tipo de cutis se caracteriza por tener poros abiertos,  genera bastante cebo o grasa a lo largo del día y en algunos casos genera acné.

 Las mascarillas perfectas para esta piel son las que limpian y purifican a profundidad.

 

Mascarilla de naranja, limón y miel:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de ralladura de cáscara de naranja
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 cucharada de miel de abeja

 

En un plato hondo mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta, deja reposar 5 minutos para que la miel infusione con la cáscara de naranja, esto con la finalidad de que la ralladura suelte sus propiedades.

Aplicala en tu rostro, evitando el área de los ojos y la boca, deja actuar por un máximo de 30 minutos y retira con agua tibia, posteriormente vuelve a enjuagar tu rostro con agua fría para cerrar los poros.

La singularidad de los 3 ingredientes de esta mascarilla esque además de que son perfectos limpiadores y desinfectantes, también están llenos de antioxidantes.

 

mascarilla-para-piel-grasa

 

Ahora que te hemos dado algunas recetas de mascarillas caseras para cuidar tu rostro debes saber que antes de aplicarlas debes limpiar tu rostro y hacerlas preferentemente de noche, para que tu piel no se exponga al sol.

En Tharaa Cosmetics encontrarás muchos más consejos de belleza y cuidado de la piel pensados para chicas como tú. ¡Siéntete bella siempre!